Arte Rupestre

NOTICIAS DEL ARCO






Contacto
 


Inicio > Noticias



Realizan inventario digital de pinturas rupestres en Sonora (Mexico)

Más de dos mil pinturas rupestres distribuidas en un cañón natural que forma parte la Zona Arqueológica La Pintada, en Sonora, son digitalizadas por especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Se trata de diseños que revelan la cosmovisión de los antiguos grupos que ocuparon esta área hace mil 200 años, así como el proceso de colonización.

Se estima que en el sitio hay poco más de dos mil 500 de estas manifestaciones gráficas, de las cuales alrededor de 70 por ciento han sido registradas de forma digital.

Ello, con el fin de conformar un inventario detallado de cada una de las imágenes para su estudio y la planeación de un esquema de monitoreo para su preservación.

Desde 2007, un grupo de técnicos encabezados por el arqueólogo Manuel Graniel lleva a cabo el análisis meticuloso y registro digital de estas antiguas manifestaciones, distribuidas en 33 hectáreas.

El especialista expuso que 'este trabajo ha permitido saber que La Pintada fue un espacio importante para diversos grupos humanos, tanto cazadores-recolectores que la habitaron durante los siglos XII y XIII, como de indígenas seris, yaquis y pimas que la usaron como espacio ritual entre los siglos XVII y XVIII.

'Asimismo, la parte correspondiente al cañón representó un oasis para dichos grupos, ya que en algunas partes se almacena el agua de las escasas lluvias, y al ser un lugar de difícil acceso, lo utilizaron como guarida durante la evangelización', añadió Graniel.

Para el registro digital, abundó, 'lo que hacemos es 'panear' fotográficamente cada uno de paneles donde hay pintura rupestre, y a partir de un método de retículas unimos los diseños para tener cada detalle, tal y como están en el sitio'.

De esta manera, dijo, en el caso de aquellas manifestaciones que están en lugares poco accesibles, es posible reproducirlas en gran formato y llevar a cabo su análisis.

Sobre las imágenes representadas en las rocas, el arqueólogo del Centro INAH Sonora detalló que en lo referente a las realizadas hace mil 200 años, éstas representan fauna local como venados, reptiles y aves, que de cuerdo a la cosmovisión de los primeros grupos de cazadores-recolectores, al plasmarlos en piedra buscaban que sus deidades propiciaran la alimentación.

'Hacia los siglos XVII y XVIII, ante el acoso de los colonizadores, muchos grupos nativos buscaron refugio en el cañón, lo que a su vez motivó una disputa entre los mismos. Esto lo sabemos porque se empezaron a eliminar algunas pinturas para plasmar otras con estilos y técnicas diferentes', expresó.

Según revelan las fuentes históricas, en 1767 se llevó a cabo una campaña de exterminio en contra de los indígenas asentados en esta región, quienes solían atacar a los españoles.

'Esta sanguinaria batalla se caracterizó porque los españoles usaban, a manera de protección, una vestimenta con varias capas de piel. Un aspecto que está muy bien representado en algunas pinturas del sitio', indicó el especialista.

En contraparte, añadió, los grupos indígenas acostumbraban representar a los españoles en postura de cabalgata, pero sin caballo, lo cual hacían bajo la creencia de que al plasmarlos de esa forma, los colonizadores ya no los atacarían.

Una representación emblemática de la Zona Arqueológica de la Pintada es la llamada El venado, por tratarse de una de las más grandes del sitio, con dimensiones de un metro de largo por 1.20 de alto, y en la que se representó a un niño indígena montando a dicho animal, escena que corresponde al mito seri del niño poderoso.

Graniel detalló que el análisis de las pinturas ha permitido identificar tres estilos de la época del Contacto. 'Por los límites de los asentamientos de seris, yaquis y pimas que confluyeron en este cañón, y por descripciones hechas en el siglo XVII que coinciden con algunas representaciones, pensamos que éstos habitaron La Pintada hace 300 años.

'Los estilos se determinaron con base en la identificación de imágenes antropomorfas, debido a que cada grupo buscó representarse de manera diferente', señaló el arqueólogo.

En este sentido, dijo, 'hay un estilo muy esquemático donde se ven imágenes rígidas, otro más basado en líneas delgadas con un trazo delicado y cuyas figuras parecen tener mayor movilidad; y uno más denominado masivo, asociado a pinturas de gran formato'.




Fuente: Dosierpolitico.com



© 1999 - 2014 Consejo de Arte Rupestre del Arco Mediterráneo de la Península Ibérica


Web desarrollada por el Servicio de Patrimonio Histórico de la Región de Murcia
Volver al Inicio